Me lo mando un primo… que tambien quedo fuera de PDVSA y recibio esto de un compañero suyo.

> > ¿ POR QUE ESTOY AFUERA DE PPTSA?
> > Econ. Lewis Alvarez
> > C.I. 5.722.246
> >
> > Para mi es simple decir porque estoy afuera:
> > resulta que en 1968, cuando apenas tenía siete (7)
> > años y debía ingresar al primer grado de escuela, la situación de
> > mi hogar era de extrema humildad, mi madre que en su inocencia
> > pueblerina me había parido teniendo solo 17 años de edad, para
> > aquel momento con grandes esfuerzos ya se
> > había graduado de Técnico Mercantil y obtenía una
> > ayuda como pasante en CADAFE y mi abuela que ni
> > siquiera durante la dictadura de Pérez Jiménez tuvo
> > la oportunidad de aprender a leer y escribir, lavaba
> > y planchaba ajeno para ayudar a su hija y a su nieto
> > a buscar una vida mejor y no correr su misma suerte;
> > las amarguras de lo vivido le habían enseñado que no
> > había otra forma de mejorar sino a través del
> > estudio y el trabajo.
> > Vivíamos en una casita con paredes de barro y
> > caña brava, con piso de tierra, tan limpio que
> > parecía de cemento pulido, y así como ese piso, mi
> > vieja me pulió el alma, la conciencia y la
> > honestidad.
> > Estoy afuera porque desde aquellos momentos de
> > hambres y trabajos, conocí las oportunidades que
> > brinda la democracia, era el nieto de la lavandera,
> > el hijo de la madre soltera y decidí ser
> > profesional, así fue, ¡yo decidí mi carrera, mi
> > vida, nadie me la impuso, solo me guiaron los buenos
> > consejos de los míos.
> > Estoy afuera porque hace 20 años introduje una
> > planilla de oferta de trabajo en Maraven y sin que
> > nadie en mi familia nunca hubiera trabajado en esa
> > empresa, fui llamado a presentar mis pruebas de
> > conocimiento y de aptitud, fui investigado en mi
> > entorno social y luego fui empleado; pero saben lo
> > maravilloso de ese proceso:
> > Nadie me preguntó a que partido o tendencia
> > política pertenecía, el único carnet que se
> > encontraba en mi curriculo era el de la Escuela
> > Técnica Industrial de Cabimas.
> > Que lástima que hoy para ingresar (¿destruir?)
> > a PDVSA el único requisito sea portar un carnet de
> > un partido que apoye al régimen.
> > Cuanto dolor siento cada vez que veo en la
> > calle una camioneta de PDVSA transportando en el
> > cajón a personas para asistir a una concentración;
> > como me entristece ver camionetas paradas frente a
> > los depósitos de licor, sin olvidar aquellas que
> > todos hemos visto transportando pipas de gasolina, o
> > equipos y materiales de la empresa, y no
> > precisamente para realizar trabajos de la industria.
> > Hoy veo con tristeza, con horror y con rabia,
> > no se cual más fuerte de las tres, como algunos que
> > han disfrutado de esas bondades de la democracia,
> > democracia que les ha permitido estudiar para estar
> > en sus fuerzas armadas, para ser políticos y vivir
> > acomodándose con cada gobierno de turno, para
> > acumular riquezas que sus familias jamás le hubieran
> > podido heredar por no ser hijos de grandes
> > oligarcas, sino de lavanderas, de pasantes, de
> > secretarias, de padres albañiles, obreros, maestros,
> > limpiadores de fundos, en fin de mujeres y hombres
> > honestos y del pueblo, ahora arremeten contra ella
> > para arrebatársela a las nuevas generaciones.
> > Estoy afuera porque siendo fiel creyente de
> > que todas las cosas pueden ser mejoradas, me
> > entusiasmé y voté por un proyecto político que
> > ofrecía fortalecer la democracia y la justicia
> > social, una justicia social que le permitiría al
> > niño más pobre de Venezuela estudiar en una escuela
> > pública que fuera tan buena o mejor que la mejor
> > escuela privada del país, justicia social que le
> > permitiría al enfermo más humilde de Venezuela poder
> > ser atendido en un hospital público, que
> > necesariamente tendría que ser mejor que la mejor
> > clínica privada del país; y hoy veo lastimosamente
> > que me equivoqué, no de proyecto, no en mi deseo,
> > sino de ejecutor.
> > Estoy afuera porque me aterroriza pensar que
> > mi hijo de 15 años, en un futuro cercano, en lugar
> > de llevar en sus manos las armas de las letras, a
> > través del lápiz y papel, esgrimiendo razones de
> > paz, progreso y libertad, tenga que empuñar un fusil
> > impuesto por un régimen que sólo desee defender por
> > la fuerza sus designios de miseria y de terror.
> > O que mi niña, hoy de 8 años, al tener 12 o
> > 13, envuelta en un país desolado por la corrupción,
> > la miseria, el desabastecimiento y la opresión,
> > tenga que enrolarse en la prostitución para poderse
> > comprar un desodorante, o algo de ropa intima.
> > A quienes piensan que exagero, les pido que
> > abran los ojos, que miren en la historia de los
> > países que han vivido bajo estos regimenes, como se
> > encuentran hoy.
> > Miren hacia Cuba, pero no a la Cuba que cada
> > día nuestro presidente enaltece, esa es la Cuba que
> > dice Fidel existe; yo hablo de la verdadera, de la
> > que tiene un pueblo maravilloso que se levanta día a
> > día a trabajar, pero que no puede disfrutar del
> > fruto de su trabajo, yo hablo de la Cuba donde un
> > padre orgulloso de la inteligencia de su hijo que se
> > gradúa con honores o de su hija que cumple 15 años,
> > a pesar de haber pasado toda una vida trabajando, no
> > puede regalarles ni siquiera una buena cena, porque
> > el gobierno se ha apropiado del fruto de su labor.
> > Ahora pregunto:
> > ¿Por qué si los regimenes comunistas usan como
> > bandera la liberación del proletariado, es decir,
> > que el capitalista no se apropie del fruto del
> > trabajo de los obreros, ellos si lo hacen?, yo diría
> > que es peor, porque hasta en la más imperfecta
> > democracia existe la posibilidad, aunque sea remota,
> > de que el más pobre pueda llegar a ser rico,
> > mientras que un régimen comunista al pobre le es
> > quitado hasta el derecho de soñar y todo en nombre
> > de la REVOLUCION.
> > No hay dictaduras amables, todas son funestas
> > para cualquiera que ose tener ideas de crecimiento;
> > solo tiene derecho a vivir apacible cual perro
> > viejo, quien baja la cabeza sumisa al amo.
> > Ahora les pregunto a las lavanderas, a los
> > albañiles, a las secretarias, a los obreros del
> > campo, a todos aquellos que tienen sueños de que sus
> > hijos y nietos tengan una vida mejor, a aquellos que
> > igual que yo se entusiasmaron con el gran proyecto
> > de justicia social, si también hoy no estarían
> > afuera, o es que acaso prefieren que después de
> > tantos esfuerzos para que sus hijos sean buenos
> > profesionales, necesiten de un carnet político para
> > obtener un trabajo, sin importar sus méritos, sin
> > importar su capacidad, que solo importe la
> > obediencia ante los deseos del amo.
> > ¿ Es eso lo que queremos?, ¿Fue eso por lo que
> > votamos?
> > Yo creo que no, estoy seguro que fue contra
> > eso que votamos. Estoy convencido de que no podemos
> > renunciar a nuestros sueños de libertad y
> > prosperidad, estoy convencido de que no podemos
> > permitir que regrese el pasado y dejar en las manos
> > de aquellos que medraron nuestro país el futuro de
> > la patria.
> > Pero estoy convencido que es tiempo de cambiar
> > a quien hoy nos lleva a un sistema político que no
> > deseamos
.
> > POR ESO ESTOY AFUERA Y POR ESO DIGO “NI UN
> > PASO ATRÁS”
> > !!ES HORA DE CONTARNOS¡¡