King Crimson: La Magia de los 70's

Hace casi diez años, monte una pagina en GeoCities un monton de contenido que me he propuesto republicar en este blog, para darle nueva vida.

Una de las series que escribi se titulo “La Magia de los 70’s”, y era una serie de articulos sobre bandas que admiraba (y sigo respetando profundamente) que trascendieron durante esa decada.

Empiezo la serie con la primera parte del articulo que escribi sobre King Crimson, una de mis bandas favoritas de todos los tiempos.

==================================
En 1967 surgía en Inglaterra un grupo con el nombre de Giles, Giles & Fripp, llamado así por sus integrantes Michael y Peter Giles, y Robert Fripp. Su vanguardismo excesivo los condenó inevitablemente a no tener éxito en una época que aún no estaba lista para escuchar el tipo de música a que la agrupación King Crimson nos tendría acostumbrados en lo adelante. El único disco que editan, The Cheerful Insanity of Giles, Giles and Fripp pasa, podría decirse sin duda, sin pena ni gloria. Para el gusto de muchos (ingleses incluso) era demasiado inglés en su concepto, y la verdad es que las fotos de la portada y el interior no favorecían demasiado la deteriorada imagen musical del grupo, con un Fripp en una de las fotos en una pose algo “deforme”.

Procedentes del experimento musical Giles,Giles & Fripp, Michael Giles y Robert Fripp fundan en Enero de 1969 la agrupación King Crimson, la cual podría perfectamente considerarse como Escuela del Rock Sinfónico, pues por ella pasaron muchos de los grandes nombres de este género. Sin embargo hay un nombre en común en todas las producciones de esta super-banda: Robert Fripp. Guitarrista de profesión, experimentador por vocación, Fripp guió a sus colaboradores a través de tres etapas musicales que en todo momento tuvieron la huella de su virtuosismo y creatividad.

PRIMERA ETAPA
En su primera etapa, desde 1969 hasta 1971, la tendencia del grupo fue marcadamente sinfónica con un sonido bastante siniestro. La profusión de los teclados, guitarras tocadas como teclados y melotrón caracterizaron los álbumes In The Court Of The Crimson King (Epitaph) (Octubre 1969) , In The Wake Of Poseidon (Mayo 1970), Lizard (Diciembre 1970) y en cierta medida, Islands (Diciembre 1971). Al mismo tiempo, puede observarse en ellos una de las características principales de la agrupación: la improvisación, esto debido en gran parte a la influencia de músicos con formación de Jazz. Otra característica es “el orden en medio del desorden”, heredada de la Psicodelia de finales de los ´60. Durante esos dos años pasaron la mayor cantidad de músicos que ha podido pasar por banda alguna.

La alineación del primer album la conformaron: Greg Lake, vocalista y bajista posteriormente de la legendaria banda de los 70 Emerson, Lake &Palmer ; Michael Giles, baterista, quien junto con su hermano Peter Giles y Ian McDonald (saxofonista, también ex-King Crimson, y posterior miembro fundador de… ¡sorpresa! Foreigner, en 1976), formarían el muy bluesoso McDonald & Giles, con un sonido muy parecido al de la primera etapa del Crimson. La alineación la completaba el Sr. Peter Sinfield, quien participaba en la banda como “letrista y encargado de la iluminación” (?). Sinfield tuvo contribuciones posteriores con EL&P en calidad de letrista y productor también. Once meses después de estar agrupados, McDonald parte. Esta alineación dio vida a los temas más delicados de la época sinfónica del Crimson: “I talk to the wind”, “Epitaph” y el espectacular “The Court of the Crimson King”. “21st Century Schizoid Man”, la canción que abre el album, estaba más en línea con lo que serían los trabajos posteriores del grupo.

Lleno de deudas, Fripp se vio obligado a contratar músicos de sesión para llenar los vacíos. Keith Tippet fue una de las adiciones más importantes al equipo. Posteriormente se consolidaría como uno de los pianistas de jazz más respetados que hay, con una gran cantidad de proyectos como solista. Pete Giles, hermano de Michael contribuyó como bajista (durante escasos dos meses) en las canciones que interpretaba la voz de Gordon Haskell, en tanto que las demás eran vocalizadas y contaban con el bajo de Lake. Michael Giles contribuyó la batería en el segundo album, para después agruparse con su hermano y McDonald. Mel Collins completaba llenando la sección de viento y metales.

En esta época Peter Banks abandonaba Yes, razón por la cual Fripp fue invitado a unírseles. Su respuesta fue negativa debido a que por su seguridad acerca de su dirección musical, sólo podía ser el líder de la banda… Esta alineación generó el disco In the wake of Poseidon, cuyo modelo musical está fundamentalmente basado en el primer album. De especial belleza son la canción “Cadence and Cascade”, y el trío de temas “Peace”, y de interés musical, la pieza en ritmo de Bolero, “El Triángulo del Diablo”, la cual representó el trabajo musical más ambicioso que Fripp había concebido hasta la fecha. Después de tres meses más con la banda, Lake se uniría con Keith Emerson y Carl Palmer para formar Emerson, Lake & Palmer (Marzo 1970).

Para el siguiente album, Lizard, Andy McCulloch ocupa la batería; Gordon Haskell repite en la voz y bajo ahora; y Mel Collins se “consolida” como saxofonista y tecladista (junto con Fripp, que compartía su tiempo entre la guitarra y el Mellotron) de la banda. ¡Lizard cuenta hasta con la participación de Jon Anderson de Yes en una de las canciones! Es un mosaico musical donde los elementos que lo componen bien podrían formar parte de obras totalmente diversas. El comentario de Fripp respecto al album es simplement e único:

“He
mos hecho [el album] de forma que a la vez 24 que se escucha empieza a tener sentido…”

todavía estoy por conocer a alguien que lo haya escuchado más de tres o cuatro… Si existe algún disco que se pueda catalogar de “no pain, no gain” para ser escuchado, es posible que sea éste. Quizás sea el resultado de lo que sería el comienzo del final de la relación musical entre Fripp y Sinfield.

El cuarto disco de la “banda” (ya que para el momento Haskell y McCulloch habían partido también) contó con Ian Wallace como baterista y Boz Burrell como bajista/vocalista. Keith Tippett, junto con Marc Charig (ambos, ex-Soft Machine, una de las bandas más psicodélicas que hubo, junto con Pink Floyd) engrosaron entre otros la lista de músicos invitados. Islands fue catalogado por muchos como un disco “raro” (uno más, tal vez…) que sacó Fripp, y esta expresión puede tomarse literalmente. De acuerdo con algunos de los músicos, la música “debía ser interpretada como él quería. No había espacio para hacer variaciones.” Esto dice mucho de Fripp: ¿genio o loco? Sin embargo, el album es ampliamente más “digerible”que el anterior, y es adicionalmente el último en el que Fripp y Sinfield colaborarían musicalmente. La alineación de Fripp, Burrell, Collins y Wallace emprendió una gira después de este disco (fines de 1971), la cual quedó registrada en el album Earthbound (Junio 1972), cuya calidad de grabación es bastante deficiente (fue capturado con un grabador de uno de los miembros de la banda). En Abril de 1972, estaría terminando esta etapa de Crimson, con la huida de los integrantes de la banda. De ellos Collins sería el único que alcanzaría algún reconocimiento significativo posterior, interviniendo como músico de sesión con una serie de bandas (Camel y Clannad entre ellas).
======

Proximamente estare compartiendo las dos partes restantes de este articulo y posiblemente reviviendo un par de articulos mas que escribi como parte de esta misma serie, sobre las bandas Yes y Emerson, Lake & Palmer, asi como un ultimo articulo de 1992, sobre Peter Gabriel pre- y post-Genesis.

0 thoughts on “King Crimson: La Magia de los 70's